Cómo los CEOs pueden ayudar a sus nuevos equipos remotos a sobrevivir

Tu equipo tomó de la mejor forma posible el confinamiento dado a causa del COVID-19. Aceptaron ir a casa, y permanecer allí, adaptándose a las nuevas circunstancias. De cierta forma el miedo a ser despedidos y el sentido de solidaridad han jugado a favor, pero eso no es suficiente para un CEO remoto. Como CEO quieres que tu nuevo equipo remoto esté al 100% y, sobre todo, que sea sostenible.

Ahora bien, hemos regresado de las vacaciones y estamos listos para empezar un nuevo año ¿Qué puedes hacer para asegurar que tu equipo sobreviva todo el año?

El CEO remoto se encuentra en un territorio nuevo y desconocido con su equipo

Como CEO remoto, no es suficiente lo que has aprendido hasta ahora. Te encontrabas tan enfocado en los asuntos de la compañía que probablemente aún no te has dado cuenta de que las cosas en tu equipo realmente han cambiado. Han empezado a aparecer ciertas grietas.

Habla con los miembros del equipo que se encuentran ocupando diferentes posiciones, envíales una encuesta, y date cuenta de cuál es la situación real de la compañía – no lo que te imaginas o esperas de la empresa. Te sorprenderás. Así que entre más rápido tomes conciencia de la necesidad de adoptar una nueva forma de trabajo con tu equipo, las cosas marcharán mejor.

En pocas palabras, lo que dabas por sentado ha dejado de existir. Lo que resulta obvio para ti, en términos de rendición de cuentas, comunicación apropiada e identificación de las metas de la compañía, puede desaparecer a menos que tomes acciones lo más pronto posible.

 CEO y equipo trabajando juntos remotamente

Qué no es trabajo remoto y cómo cambiar la situación

Ha llegado el momento de demostrarles a los miembros de tu equipo que las cosas ya no son como antes y que la empresa les acompañará a través de esta serie de cambios que se han ido generando. De ahora en adelante, necesitarás analizar cada pequeño paso que des y tomar todas las decisiones que tienen que ver con tu equipo de manera muy consciente.

Entremos en detalle por medio de algunas ideas:

1. Busca aliados

Busca personal de tu compañía que tenga excelentes habilidades de comunicación e inteligencia emocional. Estas son las habilidades más valiosas en tiempos de cambio e incertidumbre.

¿Cómo encontrarlos? Busca personas que:

  • Respondan en vez de reaccionar.
  • Sean auténticas, se muestren como realmente son, y que hablen de manera honesta y transparente. Ellos lograrán conectarse más con los demás.
  • Controlen sus emociones. Como dice David Goleman, son personas que “pueden mantener entornos seguros y justos”.
  • Vean el panorama completo. Así podrán guiar a otras personas en estos tiempos de trabajo remoto.

Con ellos, y con Recursos Humanos, crea un equipo que diseñe, active y mantenga a flote el barco que ayudará a tu compañía a sobrevivir a la tormenta – e incluso a hacerse más fuerte cuando haya pasado.

¿Por qué crear un equipo paralelo? ¿Por qué no dejarlo todo en manos de RR.HH.? ¿Acaso no es ese su trabajo?

Si bien es cierto que RR.HH. tiene la sensibilidad y algunas herramientas que ayudan a construir estas estrategias, se necesita un equipo transversal para que se dé el cambio. La información debe fluir en todas las direcciones; esto asegurará que no se deje atrás ninguna persona o departamento.

2. Los líderes de equipo son la llave del éxito

Sensibiliza a tus líderes de equipo. Ayúdales a entender que sus responsabilidades han aumentado. Ahora deben estar mucho más pendientes de sus equipos de trabajo remoto, pero no están solos.

Puedes ayudarles con estas nuevas tareas:

  • Proporcionándoles procesos para mantener ciclos de retroalimentación con sus equipos.
  • Facilitándoles la estructura para la realización de reuniones. Cuando se trabaja de manera remota, las reuniones no ocurren de manera natural como sucede en una oficina. Enséñale a tus líderes de equipo cómo buscar la información adecuada.
  • Ayúdales a mejorar sus habilidades de comunicación, especialmente la escucha activa. Lo necesitarán más que nunca para poder entender la situación real del equipo y para lograr conectarse con los demás.

3. Haz los cambios que tu equipo necesita

Diseña e implementa cambios. Ya no queremos que las personas se pregunten “¿Estoy trabajando desde casa o estoy viviendo en la oficina?” No queremos que la gente deje de ser educada cuando se comunica vía email. No queremos que los miembros del equipo se sientan como robots que simplemente ejecutan órdenes y, por lo tanto, que estén completamente desmotivados. Tu compañía necesita un cambio de 360º. Si la cultura de la empresa era adecuada, sin duda estarás bien. Lo único que necesitarás es hacer algunos cambios y mantenerlos ¿Nuestro consejo? No tardes, empieza hoy mismo.

Ten en cuenta que los problemas más comunes con los equipos remotos son:

  • El exceso de trabajo y un desequilibrio entre la vida personal y la laboral, ya que puede producir problemas emocionales o físicos.
  • La falta de comunicación, pues lleva a que se presenten malos entendidos y esto puede costarte mucho dinero.
  • La falta de conexión entre los miembros del equipo, porque puede generar la pérdida del sentido de pertenencia y de la motivación.
  • La pérdida de la confianza o, lo que es peor, que los nuevos miembros del equipo ¡Nunca sientan que son de confianza!
  • Aburrimiento. No porque no haya suficiente trabajo, sino porque falta motivación para hacerlo: Por falta de interacción social, porque no hay un sentido de pertenencia, o identificación, etc.
  • Falta de sentido de pertenencia y pérdida de la cultura empresarial.

Ten presente todo esto y empieza a desarrollar tu estrategia. Estamos preparando una guía extensa para CEOs que nuevas compañías remotas. Mantente al tanto. Síguenos para recibir este material.

Mientras decides si quieres permanecer remoto o no, sigue estos pasos iniciales y te encaminarás para construir un equipo más fuerte. Si quieres evitar cometer errores a lo largo de este proceso, por favor contáctanos y nosotros te guiaremos para ayudarte a evitar que haya frustraciones en tu equipo.

 

PALNIComo primer equipo remoto, luchamos con los sistemas y la cultura a medida que empezamos a crecer. Anna y su equipo llegaron de repente y nos organizaron para funcionar como un equipo sólido en poco tiempo. Ella nos dirigió, más que preceptuar el proceso, así que la solución fue a la medida, clara y adecuada. Nuestro equipo es global, 100% remoto y, sin embargo, todos nos sentimos como en casa. Recomiendo altamente MVT a cualquier CEO, gerente o persona que trabaje en RR.HH., que quiera construir un equipo remoto, de la manera correcta, y para alcanzar el éxito.
Debra Fleenor, CEO - Adapex