Bienestar mental y emocional en equipos remotos

Luis Eduardo Gonzalez Psicólogo Escrito por Luis González - Psicólogo experto en consultoría organizacional sistémica

Hablar de salud mental en el teletrabajo no es sinónimo de enfermedad mental. Aunque está claro que una parte considerable de la fuerza de trabajo tiene algún diagnóstico de salud mental -siendo la depresión y la ansiedad algunos de los trastornos más comunes- las empresas tratan cotidianamente con dinámicas que favorecen o ponen en riesgo el bienestar mental y emocional de sus empleados.

En la siguiente guía encuentras aproximaciones que te permitirán comprender mejor a qué se refiere el bienestar mental y emocional en el teletrabajo, los efectos que genera en las empresas desatender este aspecto, tips para identificar si tu equipo atraviesa por un bache en su bienestar mental y emocional y algunas recomendaciones y soluciones que ponemos a tu alcance para empezar a hacerte cargo de estos asuntos en tu empresa.

Apuntes sobre el mundo mental y emocional

Como punto de partida, conviene abandonar la idea de lo mental y emocional como atributos enteramente individuales. Esta es una invitación transgresora, que rompe una tradición de comprensión que viene desde el mismo Descartes y lleva siglos asentada en nuestro sentido común.

Tomemos el caso de una empresa en la que, ante la emergencia de un conflicto, el equipo experimenta un profundo temor y ansiedad, pues en su experiencia hablar sobre los problemas tiene consecuencias negativas.

Nos encontramos entonces con un equipo que prefiere no hablar directamente del conflicto, bajo la idea que así cuidan las relaciones interpersonales, la estabilidad laboral y el mismo equilibrio organizacional, obteniendo al mismo tiempo una sensación pasajera de tranquilidad.

Sin embargo, los motivos profundos del conflicto siguen vivos y presentes, preparados para volver a emerger en un círculo vicioso, bajo el riesgo de seguir profundizando el malestar del equipo y explotar para la empresa en cualquier momento.

De acuerdo a este ejemplo, atender al bienestar mental y emocional en el teletrabajo, no solamente pasa por reconocer el mundo interno propio y de nuestros colaboradores, sino también por un especial cuidado al tipo de relaciones y contextos que estamos construyendo juntos en nuestras interacciones con los otros.

¿Cuáles son los efectos en el teletrabajo de no atender al bienestar mental y emocional de nuestros equipos?

La pandemia generada por el Covid-19 ha sido un punto de inflexión respecto a la conciencia que tenemos sobre la importancia del bienestar mental y emocional en el mundo del trabajo. No atender estos aspectos puede tener consecuencias altamente problemáticas para las empresas.

Cuando no le prestamos atención, los efectos son evidentes: empezamos a reconocer signos de desmotivación y agotamiento, el rendimiento baja, el contacto con los clientes pierde calidad, la irritabilidad aumenta y las relaciones en el equipo se deterioran, lo cual tiene consecuencias importantes en la productividad de nuestros negocios.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los trastornos por depresión y ansiedad cuestan a la economía mundial US$ 1 billón anual en pérdida de productividad.

Teniendo esto en cuenta, hacernos cargo del malestar mental y emocional de nuestros equipos resulta importante. De acuerdo a la OMS, por cada dólar que se invierte en la salud mental de los empleados, se obtiene un rendimiento de US$ 4 en mejora de la salud y la productividad.

Indicaciones útiles para saber si tu equipo está experimentando malestar mental y emocional

Cuando trabajamos de forma remota nuestros colaboradores desarrollan su trabajo muchas veces por su cuenta, en sus tiempos y las posibilidades de intercambio suelen ser pocas, lo que dificulta reconocer si están pasando por un mal momento.

Además, el malestar mental y emocional, así como la enfermedad mental, han estado largamente cargados de estigma, y por este motivo muchos prefieren ocultar los signos. Sin embargo, hay algunas recomendaciones que bien vale la pena observar:

      • Lo primero, es tener siempre presente que no hay signos generales. Lo que en una persona puede parecer “normal”, en otra es un signo de malestar mental y emocional.
      • Conviene atender a los cambios drásticos en el comportamiento de una persona, ese tipo de cosas que nos dejan la sensación que ahora parecen otros. No solo en sus relaciones interpersonales y sus costumbres o hábitos cotidianos, sino también en su mismo estilo y calidad de trabajo.
      • Si bien no hay reglas generales, siempre piensa que el desánimo, bajo rendimiento, falta de motivación, irritabilidad, las quejas constantes y otros comportamientos y actitudes por el estilo pueden servir de alarma.
¿Qué postura asumir ante el malestar mental y emocional en mi equipo de trabajo?
      • Asumir la idea de hacerse cargo, del terapeuta italiano Gianfranco Cecchin, como una invitación a superar el discurso de las culpas que tanto daño ha hecho y que, además, nos inmoviliza.
      • En una comprensión relacional del bienestar mental y emocional, la responsabilidad sobre el cambio se encuentra repartida. Construir bienestar es, sobre todo, una tarea de equipo.
      • Cuando estamos a cargo de equipos, nuestro grado de responsabilidad aumenta, recayendo sobre nosotros la necesidad de activar estrategias para construir formas de relación que permitan experimentar bienestar.
      • Hay un principio sistémico básico, que indica que las acciones que movilicemos en un lugar de la empresa, pueden tener un efecto positivo potente para toda la organización.
      • Reconocer que los recursos internos de la organización en ocasiones pueden quedarse cortos para hacer frente a los retos que enfrentamos, es un logro que abre nuevos caminos de solución.
¿Cómo podemos ayudarte desde MVT?

En MVT creemos que no existen las soluciones pre-fabricadas. En lugar de hacer encajar los problemas o retos de tu organización en cierto tipo de metodología, entendemos que nosotros y nuestras soluciones tenemos que adaptarnos al estilo y las necesidades de tu empresa.

Para ello, tenemos una red de psicólogos expertos en diferentes campos como consultoría sistémica, atención en crisis, gestión de emociones, psicología positiva y de la felicidad, diversidad e inclusión, resolución de conflictos, clima y cultura organizacional, crianza y mucho más.

En MVT partimos de una aproximación rigurosa, desde un enfoque multidisciplinar para comprender los retos de tu organización y acompañarte en el camino que mejor se ajuste a tus necesidades para el bienestar mental y emocional de tu equipo bajo nuestro modelo PPI (promoción, prevención intervención).